Blog

La Tasación de una Vivienda: Paso Fundamental para la Compra

Ya has encontrado el piso que cumple con todos tus requisitos en Madrid y estás dispuesto a comprarlo. Cuentas con algunos ahorros pero, como la mayoría de los mortales, necesitas pedir al banco una hipoteca para afrontar el pago. ¿Cómo sabes si el banco te va a dar todo el dinero que necesitas? ¡Realizar la tasación de la vivienda es la respuesta!

La tasación de una vivienda es fundamental para saber el estado del inmueble y para conocer cuál es el crédito que puedes obtener de los bancos para ayudarte con la financiación (hipoteca). Es un punto imprescindible que todo comprador debería realizar antes de firmar cualquier documento para la señalización de la compraventa.

La tasación de una vivienda. El estado y el valor.

Por un lado, la tasación de una vivienda aporta información sobre el estado y el valor de la casa y el edificio en el que ésta se localiza y sirve también para cotejar los datos que figuran en los registros.

Los tasadores deben solicitar una nota simple al Registro de la Propiedad para contrastar de forma fehaciente que los documentos que les has aportado (que previamente te ha dado el vendedor) se ajustan a la información que hay registrada sobre la propiedad. Además, deben solicitar una copia de la escritura de la vivienda y cotejar los datos con el catastro y el ayuntamiento de la localidad correspondiente.

Otro paso recomendable, a parte de la tasación de la vivienda, es que sea el propio comprador el que solicite al Registro de la Propiedad la nota simple del inmueble para conocer el estado de las cargas y gravámenes que recaigan sobre la propiedad.

En resumen, la tasación de la vivienda sirve para saber cómo está el inmueble y corroborar la documentación que los propietarios dejan a los futuros compradores. No es suficiente con que el propietario te entregue la escritura de la propiedad, hay que contrastarla para evitar sustos tras la compra.

La tasación de una vivienda. ¿Me dará el banco el dinero que necesito?

Por otro lado, la tasación de una vivienda es la pieza clave a la hora de negociar la hipoteca con los bancos. Para la concesión de un préstamo hipotecario, el banco necesita como requisito ineludible el tener una tasación de la vivienda para saber cuánto dinero prestará a los futuros compradores.

Los bancos pueden realizar sus propias tasaciones, pero lo más interesante es que sea el comprador el que contrate una tasación particular para tener la seguridad de que, al firmar los documentos de señalización de la operación inmobiliaria (lo cual se realiza antes de solicitar la hipoteca normalmente), podrá conseguir el dinero que necesita para el pago de la totalidad del precio.

Dependiendo de la política de la entidad financiera, la tasación realizada de forma previa por el comprador, puede ser utilizada directamente en la negociación de la hipoteca o el banco se encargará de solicitar una nueva tasación con la empresa que normalmente trabaje.

Basándome en mis años de experiencia como asesora inmobiliaria, yo siempre recomiendo al comprador que haga una “ruta de bancos” para saber de antemano cuáles son las entidades bancaras que aceptaran la tasación previa que hayas realizado e ir informándote sobre los términos y condiciones de las hipotecas que ofrecen.

El crédito hipotecario que los bancos conceden normalmente no supera el 80% del valor de la tasación de una vivienda o de su precio de venta. De estos dos parámetros, la cifra del 80% se calcula sobre el menor de ellos.

Es ya una máxima consolidada durante los últimos años, el hecho de que el precio de venta que el comprador paga por la vivienda suele ser mayor que el valor de la tasación. Esto se traduce en que normalmente vas a tener que pagar con tus ahorros al menos un 20 o 25% del precio de venta del inmueble.

A la hora de solicitar una hipoteca siempre recomiendo que no supere los 20 años y que la cuota que cada mes pagarás al banco no supere el 30% de los ingresos mensuales de la unidad familiar.

¿Qué se tiene en cuenta en la tasación de una vivienda?

Para realiza la tasación de una vivienda hay una serie de factores clave que los profesionales del sector tienen en cuenta cuando una empresa o un particular contrata con ellos la elaboración de la tasación.

– Conservación del edificio: si el edificio está rehabilitado o no influye a la hora de valorar la vivienda. El tasador también revisa si el edificio ha pasado la inspección técnica de los edificios (ITE) y el aspecto exterior: tejado, elementos comunes, fachada, etc.

– Ubicación de la vivienda: es un factor clave para vender o comprar una vivienda. Si la casa está ubicada en una buena zona se reflejará en la tasación y tendrá más posibilidades de venderse. Además de la zona, hay otros elementos a considerar como son por ejemplo si la calle es ruidosa (zona de bares) o si hay zonas ajardinadas cercanas.

– Superficie: es importante este factor aunque no todos los metros cuadrados valen lo mismo. También hay que tener en cuenta el estado, si está reformada o bien conservada, o la distribución, si se aprovechan al máximo los metros construidos en relación a la superficie útil del inmueble.  

– Iluminación: la luz y las vistas influyen en el valor de la tasación. La orientación de la vivienda es fundamental para saber las horas de sol que tiene el inmueble (influye además en los consumos de calefacción y aire acondicionado) y si la luz natural entra de forma directa o no. Hay vistas que enamoran según entras en la vivienda, por lo que eso también se paga.

Zonas comunes: en el precio de la tasación también se tienen en cuenta los espacios comunitarios de la vivienda. Tener piscina, pista de padel, jardín para niños,…son elementos muy valorados. Los pisos en cuyo edificio hay ascensor o zonas habilitadas para discapacitados tienen más puntos.

– Calidades de la vivienda: las ventanas con climalit y rotura térmica, los suelos radiantes o puertas de madera maciza influyen en el precio de venta. Ya no solo el estado de la propiedad, sino la calidad de los elementos que la componen son importantes. Las viviendas que apuestan por el ahorro energético o que integran elementos de bajo consumo gustan mucho a los posibles compradores.

Los precios de la tasación de una vivienda no son fijos, sino que dependen de las características de cada inmueble y la tasación tiene fecha de caducidad. 

Y si después de leer este artículo tienes alguna duda, contáctame, estaré encantada de asesorarte y ayudarte a comprar una vivienda que encaje con lo que buscas.

Te agradecería que me nos dejaras un comentario sobre este artículo ¿Crees que es importante realizar una tasación antes de la compra? Me gustaría saber tu punto de vista. Gracias.

Otro artículo de este blog que te puede interesar: 

Y ya que has llegado hasta aquí… ¡déjame un comentario diciéndome que te ha parecido mi artículo! ¡Me interesa tu opinión! Muchas gracias.

Quizás este otro artículo de mi blog te resulte interesante: Lo que necesitas saber del contrato de arras y del contrato de compraventa y pocos te dirán

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos que se solicitan es para gestionar la solicitud que realiza en este formulario de contacto. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, está dando su legítimo consentimiento para que sus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Podrá ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos dirigiéndose a info@habitat-propiedades.com, así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página de Política de Privacidad

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar